Loading...
curso de platos de cuchara

Vídeo-formación con 17 vídeos y una carga horaria estimada de 100 horas de aprendizaje.

Demanda Laboral 94%
Dificultad 35%
Valorado por empresas 96%
Solicitar Certificado de Seguimiento del Curso

Cerrar

Registre una cuenta
Detalles de la cuenta
*
*
Fuerza de contraseña
Detalles del perfil
Suba una Foto de Perfil

0
Suscriptores

Curso de platos de cuchara, potajes, guisos y sopas

Se entiende por comida a cuchara todo tipo de caldos, cremas, guisos o sopas en los que la cuchara es la principal herramienta para degustarlos. Esto se debe a que son platos en los que el agua es prácticamente el ingrediente principal; el agua hace que estos platos nos ayuden a hidratarnos adecuadamente y también les ayuda a ser bajos en calorías.

Los platos de cuchara, aunque a primera vista puedan parecer sencillos, son el resultado de siglos de tradición, de la búsqueda de combinar los mejores alimentos para obtener platos sabrosos y saludables. Las combinaciones de ingredientes son muchas y gracias a esto, tenemos platos de cucharas para todas las edades, gustos y estaciones.

Una comida barata
La base de estos platos suelen ser verduras, patatas, pollo o huevos. Comida barata y también nos ofrecen mucho juego a la hora de cocinar. No olvidemos que hubo un tiempo en el que, debido a la escasez de alimentos, el objetivo a la hora de cocinar era comer bien con el mínimo. Como resultado de esta necesidad, se crearon platos muy ingeniosos y, sobre todo, fueron capaces de cubrir todas las necesidades alimentarias.

En muchas casas ya es habitual preparar un guiso los fines de semana, por ejemplo, y aprovechar el caldo (incluso las sobras) para comer un par de platos más durante la semana; una sopa, un plato de arroz, la ropa vieja clásica, etc. Todas comidas igualmente saludables y deliciosas para todos nosotros.

Los platos de cuchara pueden ser ligeros
Normalmente todos estos platos nos aportan un gran número de calorías, aunque no siempre es necesario. Combinar carne, carbohidratos y verduras es una forma óptima de conseguir una dieta equilibrada, de “comer de todo”.

Con este pequeño truco podemos hacer que los platos de cuchara también sean ligeros:

No escatimes en verduras: Estos platos son perfectos para probar combinaciones y mezclas de sabores, y las verduras nos pueden ayudar mucho. Es una buena manera de proporcionarnos energía con pocas calorías.

Docentia la Tienda para Estudiantes