Loading...
curso cupcakes

Vídeo-formación con 29 vídeos y una carga horaria estimada de 150 horas de aprendizaje.

Demanda Laboral 94%
Dificultad 63%
Valorado por empresas 96%
Solicitar Certificado de Seguimiento del Curso

Cerrar

Registre una cuenta
Detalles de la cuenta
*
*
Fuerza de contraseña
Detalles del perfil
Suba una Foto de Perfil

0
Suscriptores

Curso Cupcakes

Las magdalenas son la combinación perfecta de postres deliciosos y creatividad; son fáciles de digerir, magdalenas bajas en calorías.

El nombre cupcake significa literalmente cupcake, del origen del nombre hay dos versiones, la primera versión es que ese nombre fue dado en el siglo XIX porque fueron cocidos en tazas individuales de arcilla (taza es taza en Inglés), la segunda versión del origen del nombre es que se debe a la forma de calcular los ingredientes utilizados en su preparación que se miden por tazas.

El origen de estos pasteles se remonta a 1796 cuando Amelia Simms publicó una receta en su libro de cocina “American Cookery”, pero no fue hasta el siglo XXI cuando se pusieron de moda los pasteles en los Estados Unidos que se abrieron las panaderías que tenían este divertido pastel como único protagonista.

Anatomía de una magdalena
Base: Es el bizcocho, generalmente hecho con mantequilla, harina, huevo y azúcar. Tienen que ser horneados en cápsulas de papel, pero no todas las cápsulas que encontramos en el mercado sirven.

Hay que buscar cápsulas de un grosor considerable para que al verter la masa sobre la cápsula no se impregne de grasa y se tiña, si la cápsula es de mala calidad se mancharán las manos al tomar la magdalena además de estropear la presentación visual de la misma. Una vez horneadas, las magdalenas se pueden rellenar con la ayuda de un rompecorazones de manzana.

Escarcha: Es la parte más llamativa de la magdalena y lo que la hace deliciosa. Los más conocidos son la crema de mantequilla o crema de mantequilla de glaseado y la crema de queso o crema de queso crema de glaseado, que también se puede hacer de ganache de chocolate, crema, etc.

Hay dos maneras de aplicar el glaseado para completar la magdalena, se puede hacer de forma “rústica” aplicándolo con una espátula haciendo pequeñas marcas en el recubrimiento, o con la manga de pastelería utilizando diferentes boquillas en función del acabado que queramos conseguir (normalmente la boquilla utilizada para hacer las flores por las que son tan conocidas es la M1 Wilton).

Decoración: Suelen estar decoradas con espolvoreados de diferentes ingredientes, formas y tamaños, con fondant, galletas, caramelos, etc. Imagina el poder!

Todas las partes de las magdalenas pueden ser coloreadas con colorantes y pueden ser aromatizadas con pastas o extractos. La verdad es que es un postre muy versátil y casi cualquier receta de pastel o torta se puede transformar en magdalenas.

Docentia la Tienda para Estudiantes